12 comentarios

  1. bella

    Un día dije uno a un hombre que acostumbra recibir muchooos piropos, pero conmigo se ruborizo y me lo dijo, desde ese entonces jamas volví a decirle nada por no saber si se incomodo o jamas nadie le había dicho algo así, aun que dudo lo ultimo.

  2. Laura

    Hola, escribo tarde porque acabo de encontrarme con este blog, que leere cuando el tiempo y mis jefes me lo permitan ¡JAJAJA! Si porque he de confesar que tengo nueve jefes todos ellos hombres, y en relación a los piropos, a todos ellos los he piropeado desde el que bonita corbata hasta el que guapo te ves hoy.
    Ahora piropear, si me gusta recibir de todo tipo, hay amigos que me piropean bien y bonito y hasta guarramente diria yo y ¿Sabes como lo tomo? Con gracia, porque siempre me he dicho que el día que no me note nadie ese dia muero.
    A mis queveres, amigos con derechos, exmarido si también los piropeé en su momento. Pero te comento dos anécdotas:

    Hubo uno al que le dije que bonitos ojos tienes y le valió cacahuate, luego le vi la boca y le dije el típico estás trompudo o quieres beso y le dije eres de boca cachondona me gusta está antojable, y su respuesta fue ahh orale.

    El segundo, le dije de que con canas se ve bien con barba se ve look Cortazar super interesante, que interesante se estaba poniendo, que si “aquello de que hablamos” super bien, y que me gustaban sus ojos su boca y termine diciendole eres como un TTG andante, ¿Su respuesta? Gracias es que me da pena.
    Ok fue creo hasta ahorita mi debut y despedida en los piropos. Hasta que llegue la próxima vez que tenga que usarlos.

  3. MAJO

    Hola; particularmente me encanto la entrada….pues con mucha razón admito que me cuesta mucho piropear a un chico…aunque confieso, que cuando nosotras las mujeres nos encontramos solas si le damos rienda suelta a la imaginación para halagarlos…y muy cierto que depende de nuestro estado anímico porque varios piropos absurdos me han robado sonrisas en días grises….Así que por lo menos, yo comenzaré a piropearlos…feliz día

  4. Ana María Gómez Vélez

    Felipe
    Francamente no me gustó esta entra a su blog. La verdad es que no me gusta lo que usted escribe. Pero aquí quiero decirle, por qué no lee más allá. Si las mujeres no estamos usando los “piropos” que a usted le parecen tan atractivos, a las mujeres, a la gran mayoría, me atrevo a decir, no nos gusta recibir esos halagos y esas provocaciones que las tomamos como falta de respeto. Sí, a nosotras no nos gusta que se refieran a nuestras partes ni a nuestro cuerpo ni mucho menos nos gusta que nos hagan sugerencias poco amables. Pienso que eso del piropo estaría tal vez en privado con la pareja y punto.
    Saludo y que la pase bien.
    Ana María

  5. Maru Galvez

    Nuestras abuelas siempre nos dijeron que el amor entra por la comida y que a un hombre se le retiene con el estomago. Pero con tanto restaurante bueno en la calle, esto cada dia es mas dificil. Quien tiene tiempo para estar metida en la cocina todo el dia! Les recomiendo que mejor alimenten su ego y hombria con buenos piropos. Les aseguro que resulta mas que la buena comida.

Deja tu comentario